Dentro de salud, uno de los rubros de más alto impacto en el costo es el cuidado de enfermos crónicos.Y cuando hablamos de salud pública, este costo es enorme. Tanto los gobiernos como las aseguradoras de salud, están siempre en la búsqueda de mejores prácticas y soluciones para poder dar mejor seguimiento a los enfermos crónicos y lo que he visto hasta ahora, la mejor manera es de hacerlo proactivamente. Para un ejemplo, un enfermo con hipertensión que deja de tomar su pastilla de $1, puede terminar en el Triage de un hospital y costarle al sistema entre $500 a $1000 y eso multiplicado por la cantidad de ellos, suma una cifra enorme.

Como referencia, en España, los pacientes crónicos, que representan un 20% de la población general, concentran más del 70% del gasto de salud y más de un 40% de ellos presentan multi-morbilidad, es decir, reciben tratamiento para múltiples enfermedades. Si esto se extrapola a cada uno de los países de la región latinoamericana, tenemos que las instituciones de salud gastan más de lo debido.

Hoy en día, hay buenos ejemplos en la región de gobiernos buscando (Ecuador, por ejemplo) una mejor eficiencia en el uso de los escasos recursos económicos para poder atender mejor y a más pacientes. Una de las soluciones que conozco es la de Cronix (www.cronix.com.ec) con su product Galenix como una buena alternativa para ayudar a los hospitales públicos a reducir ese enorme gasto, y muchas veces innecesario, en los enfermos crónicos.

Y hoy en día, las aplicaciones de teléfono y en Windows 8 que están apareciendo en el mercado, ya están atacando este problema, al cual falta mucho para poder controlar.

¿Qué les hace más sentido? Soluciones controlables con clara estructura y escalabilidad, aplicaciones en donde el paciente toma un rol más relevante ¿o una combinación de ambos?

 

Hasta la proxima