Por Eugenio Pace:

Como desarrolladores y diseñadores de software, frecuentemente debemos tomar decisiones entre alternativas aparentemente mutuamente excluyentes: ¿cliente web, cliente desktop o cliente móvil? ¿Base de datos o archivos? ¿C# o Visual Basic.NET? ¿DataSets u objetos?

Como generalizadores nos atrae la búsqueda constante de “la solución”: aquella tecnología, metodología que reemplazara a todas las otras y casi mágicamente podremos aplicar a todo desafío con que nos enfrentemos.

Los profesionales más experimentados saben que no hay “silver bullets”. Reconocen que toda solución es contextual y por lo tanto aprecian una gran variedad de opciones probadas que en combinación, proveerán una solución óptima. Como consecuencia, toda nueva tendencia es evaluada, comparada y adoptada en donde tiene sentido hacerlo, en la búsqueda permanente de la mejor solución posible.

El mundo de Software + Services debe ser evaluado en este contexto y representa una increíble oportunidad para hacer sistemas existentes más eficientes, para construir nuevas soluciones más sofisticadas y para enfocar esfuerzos en iniciativas de mayor retorno. No reemplaza todo lo que sabemos y conocemos de diseño de software, sino que expande las alternativas y permite hacer más y mejor.

¿Qué se Software + Servicios? La idea subyacente no es nueva. De hecho, procesos similares han ocurrido en otras industrias más maduras que la industria del software. Para citar un ejemplo común de este fenómeno: ¿qué empresa hoy produce su propia energía eléctrica? Muy pocas. La mayoría simplemente consume energía como servicio. ¿Por qué? Porque es mucho más eficiente y económico. Sin embargo, algunas empresas, sí producen su propia energía, porque es vital para lo que hacen: un hospital por ejemplo, tiene sus propios generadores para afrontar contingencias. Una fundición de aluminio consume una cantidad de energía tan vasta, que no existe proveedor externo que satisfaga sus demandas.

Software + Servicios es el mismo principio aplicado a IT. Desde el punto de vista de una empresa que consume software, la primera parte de la ecuación se refiere a los programas, sistemas y componentes que permanecen dentro de la frontera de la organización: en el desktop, en el centro de cómputos, en dispositivos. La segunda parte, “Servicios”, se refiere a capacidades de IT que se acceden a través de la red y por las cuales el consumidor no es responsable por su operación. La ventaja es Frecuentemente los servicios, complementan y potencian una capacidad preexistente, a veces reemplazan completamente algo que ya existía.

La ecuación Software + Servicios rescata la importancia de ambos componentes y el poder que resulta de esta combinación. En esta fórmula, “Software” son aquellos componentes de IT que resultan vitales para una empresa y sobre los cuales es conveniente retener el control completo. “Servicios” son aquellos componentes que pueden suscribirse ventajosamente a un proveedor externo, aprovechando las economías de escala y sobre los cuales no hay ventajas significativas en mantener recursos propios para desarrollarlos y operarlos.

No podemos ignorar el fenómeno de servicios y la oportunidad que representan. También sería un error considerar que toda funcionalidad de IT va a ser ofrecida como servicio. Es tentador, pero es sub-optimo. El modelo hibrido planteado es superior porque combina lo mejor de los dos mundos.

¿Por qué este fenómeno está creciendo en popularidad? La primera razón es simplemente la cantidad de capacidades que se están ofreciendo. De la misma manera que soluciones construidas in-house se reemplazaron por paquetes, hoy existen docenas de servicios con una funcionalidad muy rica que permite reemplazar software “enlatado”, disminuyendo los costos de operación y mantenimiento. La segunda razón es el impulso de empresas de plataforma como Microsoft, que han anunciado soporte extensivo para estas iniciativas, incluyendo la adopción de estándares para disminuir los costos de interoperabilidad, léase los costos de integración de datos, identidad y administración.

Software + Servicios es la ecuación del día. Fui afortunado en presenciar la evolución que ha ocurrido en los últimos años y las nuevas oportunidades que han aparecido, tanto para quienes consumen software, como para quienes lo construyen.

Como proveedor de plataforma, Microsoft ha invertido e innovado consistentemente en una amplia gama de frameworks, herramientas y productos que han facilitado el desarrollo de un sinnúmero de soluciones. A esa colección se suman ahora servicios en una amplia gama: desde servicios terminados como CRM, Exchange y Sharepoint operados por Microsoft, hasta servicios para complementar otras aplicaciones como SQL Server Data Services para almacenamiento e Identity Biztalk.NET para seguridad federada, workflow y mensajería.

El compromiso del equipo de Platform Architecture del cual formo parte, es publicar guías para aprovechar mejor estos nuevos recursos. Para más información, visite nuestro sitio en http://msdn.microsoft.com/architecture/saas