De momento, el acuerdo incluye la tecnología de audio y de DRM, y se está trabajando en la evaluación de la tecnología de vídeo. Los principales beneficiados serán los usuarios, que podrán elegir entre más de 100 servicios de música en internet a los que acceder.