La compañía necesitaba mejorar la gestión del material audiovisual, permitir a los usuarios encontrar, visualizar y procesar el material desde sus PCs, y necesitaba aumentar al máximo la reutilización de aquellas piezas sobre las que existieran los derechos. Para ello, como se explica en este PDF, puso en marcha una arquitectura orientada a servicios.