El acuerdo intenta poner en marcha la infraestructura necesaria para que los radiodifusores españoles que ya están en la televisión digital terrestre puedan aprovechar al máximo las posibilidades que Internet les ofrece como plataforma para hacer negocio. Microsoft aportará su tecnología que permite a los medios de comunicación crear, gestionar y publicar las mejores experiencias de usuario.