Llevamos unos días en las que lo de las minas (referido a las minas de carbón) está apareciendo de manera reiterativa en conversaciones o lecturas sobre tecnología y medios.

Ayer mismo leía en Microsiervos una cita a una frase de "Wikinomics" que me parece particularmente desafortunada. Se está intentando extender el éxito de la Wikipedia en cuanto a rellenar de contenido una enciclopedia a todos los órdenes de la industria del entretenimiento.

  • Los de la música están teniendo problemas, pero no porque ahora la "masa inteligente" se haya puesto a crear música, sino porque están siendo pirateados los contenidos. Es cierto que han aparecido algunos buenos grupos nuevos (Arctic Monkeys) que han usado la red de manera inteligente como medio de marketing que funciona, pero no parece que el fenómeno sea comparable a la Wikipedia, al menos de momento. Más bien se diría que las ventas de discos han bajado porque la gente ha empezado a consumir la música en otros medios de distribución. La industria musical tampoco es que haya estado muy fina entendiendo y adaptándose a los usuarios y ofreciendo los modelos que se demandaban.
  • En cuanto a la literatura, el software y la televisión... mención literaria (y por lo tanto autorreferente): "Los muertos que vos matáis gozan de buena salud". Aquí un ejemplo.

La segunda cita me llegó de un periodista muy ilustre, con muchos años de experiencia de periodismo (escrita y vivida en las trincheras) que está desde hace algún tiempo en un proyecto de periodismo digital. (No le cito porque no le he pedido permiso), que me dijo ayer: "con esto de la web, de la revolución digital y del nuevo periodismo, estamos encima de una enorme mina de oro, pero tengo miedo de morir cavando, porque el oro está profundo y las herramientas son pocas".

Es verdad que es uno de los puntos donde más nos falta. Tener herramientas potentes de publicidad que le permitan a un sitio web de noticias no demasiado grande el tener una fuente de ingresos más o menos automática, que dependa del éxito de su sitio web, y que recoja publicidad tanto de grandes anunciantes como de pequeñas empresas estilo anuncios por palabras. Habrá sin duda más inicitativas en el mercado, pero desde luego que Microsoft está trabajando en ello. La idea es que todo el marketing, todo, sea digital en los próximos diez años.

Y la tercera mina es una mina real, de las de los mineros de toda la vida, en Chile. Rosa está contando el caso estos días en sus presentaciones, porque quedó impresionada. La mina está operada por robots que están controlados a 50 Km... y ¡¡lo van a convertir en un negocio de offshoring!!. Es decir, dado que ya hacen minería con robots a 50km... les da igual controlar una mina en África o en Europa. Es una mina brillante desde el punto de vista tecnológico.

¿Será esta la Mina 2.0? :-)