Llevaba unos días dando vueltas a lo que había leído sobre la mesa redonda en el evento blog, en el que Juan Ruíz de Gauna, Director General de laSexta, se encontró metido en medio de un montón de gente que pone en duda el futuro del modelo de negocio de la televisión.  Hace poco, fui testigo directo en IESE Barcelona de otro debate, vibrante, entre gente de TV y gente de Internet.

Por debajo de lo que vemos, obviamente, corre un debate al respecto de los ingresos por publicidad. Siempre se habla de los crecimientos futuros de la publicidad online, y de cómo el enorme potencial de información que nos aporta Internet queda casi siempre desaprovechado.

Alguna vez me he encontrado muy sorprendido por la "actitud burbuja" que muestran algunas personas en los debates. Están tan convencidos de que su parcelita de tecnología va a cambiar el mundo que no pueden evitar ponerse arrogantes en las discusiones.

Cualquier medio de comunicación que vive de la publicidad se resume (cerca ya del absurdo) en dos actividades: crear tráfico sobre un contenido (espacio publicitario) y vender ese espacio. Uno de los éxitos de la TV es que (ayudado por las mediciones de audiencias mediante estadísticas) ha sido capaz de proporcionar al anunciante exactamente lo que ha necesitado hasta ahora: acceso a la masa y segmentación. El conjunto de variables que proporciona la medición de audiencias en TV se corresponde exactamente con la manera que tienen de plantear sus campañas varias generaciones de product managers y de directores de marketing: primero definen el target, y luego piden el plan de medios que optimiza la presión publicitaria sobre ese target.

El estupendo artículo que publica El País resume estupendamente el problema que tiene la medición de audiencias online. Habrá muchos, muchísimos datos, pero no están bien ligados con la mentalidad de quien tiene el dinero para gastar. Y hasta que no lo esté le estarán poniendo un techo al nivel de gasto publicitario, por mucho que se empeñen en "burbujear" sobre cómo van a cambiar el mundo.

Y metidos en harina, ¿alguien ha intentado sacar conclusiones de verdad del análisis de tráfico de un sitio web enorme? Yo conozco algunos, de Microsoft y de algunos clientes. La información que se extrae es evidentemente muchísimo mayor que en una campaña de TV... pero no te creas que las conclusiones son fáciles de extraer. Muchísimas veces la falta de buenas herramientas de análisis de datos deja a mucha gente sacando conclusiones únicamente de las cifras de ventas... En este sentido, supongo que todas las nuevas herramientas son bienvenidas. :-). ¿Qué tal algo de formación y un add-in para pasar datos a Excel?