Hace ya un par de años, en un evento de Directores de Sistemas de Medios de Comunicación, se abrió un debate sobre hasta qué punto un medio necesita tener resuelta una herramienta que le permita gestionar las relaciones individuales, uno a uno, con las personas que conforman su audiencia. Ese día descubrí que la mayor parte de las empresas de broadcast ven este tema como algo muy lejano, seguramente innecesario, que no les aporta ningún valor. Cuando emites en masa para la masa, pensaban, no sacas ninguna ventaja de tratar a la gente una por una.

En aquel debate la única posición "favorable" al CRM era la de la CCRTV, que ha conseguido un concepto que a mi me parece muy cercano al futuro de la TV: crean programación que genera fidellidad de un segmento de población, y mantienen una relación con esa gente, dentro y fuera de la pantalla de la TV. Dan más a su audiencia, y son también capaces de dar más al anunciante, todo de una manera muy natural. En la tele, y fuera.

También aprendí que los medios impresos se han encontrado a menudo solos. Han empezado a vender cosas en el quiosco que requieren una atención comercial mayor que el diario, y se han dado cuenta del valor que tienen los suscriptores en estas épocas duras de audiencia. Así que necesitan herramientas para dar mejor trato y ayudar a la fidelización.

Ese día aprendí cosas sobre el funcionamiento de los medios que me han servido para sacar el tema en mis clientes. Será casualidad, pero hoy hay ya al menos tres grandes medios de comunicación españoles, de los que conoce todo el mundo, que han empezado a usar Microsoft CRM. Y el anuncio de hoy es que lanzamos la versión 4.0.

image Esta versión está pensada para ser la base de un servicio en una empresa de hosting, por primera vez, pero también funciona en una instalación en las instalaciones de un cliente. Se servirá en 25 idiomas, sigue usando Microsoft Outlook como herramienta de trabajo para los comerciales (además de un interfaz web si se quiere), y ha mejorado muchísimo en sus capacidades de inteligencia de negocio, por lo que no sólo es muy interesante para darle una buena operativa al negocio sino también para tomar las mejores decisiones sobre lo que ha estado pasando.