Los amigos de Comunicaciones World hacen un análisis de un libro cuya principal tesis es que el Departamento de IT ha muerto. Es el mismo Nicholas Carr que publicó "Does IT matter?" hace ya unos años.

Llevo muchos años en Microsoft, más de 10 viendo clientes todos los días, y me sigue pareciendo increíble la actitud "burbujeante" de algunas personas, como este Carr, cuyas teorías más parecen dedicadas a aparecer en los medios como polemista que a generar algún valor a quienes toman decisiones. Cualquier persona con responsabilidad en un departamento de IT tiene una preocupación principal en la cabeza: alinear sus esfuerzos e inversiones con los objetivos de negocio. Es decir, aportar valor al negocio. Es un trabajo diario, de hormiguita, que a veces se consigue mejor y a veces peor, por el que lo digital entra a formar parte de la cultura de una organización y va ayudando a la transformación y al cambio del negocio, tanto en sus procesos internos como en su relación con el entorno. A veces, afecta incluso a la propia naturaleza del negocio. No es fácil encontrar personas que sean puente entre dos ámbitos del conocimiento. Es difícil encontrar personas que sean capaces de poner de forma ordenada en la misma pizarra las ideas relevantes sobre lo digital y sobre relación con clientes, o sobre finanzas, o sobre cualquier otra disciplina empresarial. Si la empresa renuncia a contratar y a motivar a este tipo de personas, nadie será capaz de entender cómo lo digital aporta a nuestro negocio concreto en nuestra situación concreta.

Éste tema tiene ya muchos años, y a mi me pidieron opinión en el mismo Comunicaciones World hace ya un par de años. Lo que he visto aprender a mis amigos y clientes en el sector que han practicado formas distintas de outsorcing lo único que ha hecho ha sido reforzar mi posición: externalizar la operación, retener la inteligencia.

Después de aquello, además, mi compañía actualizó su visión sobre el tema. Yo fui el encargado de desarrollo de negocio de software como servicio (y nos fue muy bien, por cierto), y después se amplió al concepto de "software más servicios". Quizá esta presentación de Ray Ozzie a la comunidad de inversores en 2006 es una de las mejores piezas que leer al respecto.

Y las personas que tienen estas habilidades... ¿dónde están? Yo siempre las he encontrado en los departamentos técnicos, y muy poquitas veces las he encontrado fuera. Una de las principales razones es que lo digital está en un proceso de explosión que hace que el ritmo de cambio no te permita dejar de aprender. Por otro lado, las buenas herramientas de gestión de los procesos están bastante poco implantadas, y hace falta trabajar mucho para mantener los procesos técnicos en funcionamiento o para crearlos nuevos.

¿Ha muerto el Departamento de IT? ¡Y un jamón!