Estábamos en la puerta del centro de convenciones. Carlos Go era fumador, así que habíamos ido a la calle. Los recuerdos me llegan borrosos, pero por alguna razón lo sitúo en San Diego, en el Microsoft Technical Briefing para empleados, quizá en el año 99. Estábamos impresionados, mirando pasar la gente en silencio. Ni quince minutos habían pasado desde que, en la keynote, nos habían contado el concepto de "la web programable". Decían que querían llevar a la interoperabilidad entre aplicaciones la misma interoperabilidad que había para trasegar información en la web gracias a la invención del HTML. Nos dijeron que todo basado en estándares, y que los estándares iban a ser de la industria, no sólo de Microsoft. Nos hablaron de XML, de SOAP, nos avisaron de que íbamos a colaborar con la gente con la que más competíamos (IBM, Oracle, Sun, etc) si ellos querían. Que iba a cambiar completamente la forma de programar nuestros productos, y que iba a crear un entorno abierto donde la competencia iba a ser más fácil, y que Microsoft se iba a centrar radicalmente en esta estrategia, pasara lo que pasara, porque pensaba que era el futuro.

Carlos Go y yo habíamos ocupado sucesivamente el puesto de product manager de Internet Explorer desde el 96 hasta ese momento. Habíamos vivido la extraordinaria y loca carrera de Microsoft para hacer que Explorer fuera relevante (ninguna persona, producto o status tenía nada asegurado, lo único seguro era la presión interna, la velocidad, el cambio), y aquellos anuncios nos encontraron con una idea muy clara de lo que Microsoft es capaz de hacerse a sí misma cuando decide seguir una estrategia. Estuvimos bastantes días dándole vueltas a la idea, pensando cuáles serían los límites de aquello, intentando encajarlo en nuestro conocimiento del mundo técnico y de los negocios. Tiempo después, Ballmer estuvo en Madrid y en la reunión interna nos contó mucho más sobre cómo iba a venir en los productos. "It's not going to be a product, will be more like a little something, a little additive for every and each product. No MS product will come without the additive. This will be small for any given product, really huge when you look at the whole picture".

La visión que nos contaron está haciéndose realidad. El mercado la ha llamado Arquitectura Orientada a Servicios, o SOA por sus siglas en inglés. Nuestro "little something" se llama .net. SOA no sólo está cambiando poco a poco la forma de hacer arquitectura de sistemas en grandes corporaciones, sino que seguramente nada de la web 2.0 sería posible sin las capacidades técnicas y los nuevos protocolos que SOA puso en el campo de juego.

image Y la buena noticia de hoy es que el mayor especialista técnico de Microsoft España en cuanto a aplicación en grandes organizaciones de todas estas cosas ha abierto su propio blog. Mi más calurosa bienvenida a Eduardo Azanza, que estaba ya en aquel technical biefing, y que tiene una relación directa con el grupo de producto de Biztalk Server, que yo creo que ha visitado (y ha influido) a todas y cada una de las empresas que han implantado SOA como un gran proyecto en España en los últimos años, y que es un fuera de serie.