Aunque formalmente es un caso de estudio de Office 2007, a mi me parece en realidad que este caso nos muestra lo que podemos conseguir cuando tenemos una infraestructura informática realmente ágil, como la de BBC Worldwide, división de 1.800 empleados que sirve como fuerza comercial al broadcaster público británico.

image

Más allá de las ventajas funcionales y de productividad que se pueden conseguir con la última versión de Office, que son muchas, me interesa lo bien gestionado que ha estado el proceso, fundamentalmente en dos puntos:

  • Formación de los usuarios. ¿Cuántas veces nos preocupamos de ayudar a nuestros usuarios de poner en producción las nuevas funcionalidades que nos traen ventajas de productividad, o cuánto esfuerzo dedicamos a que la transición sea sencilla para ellos? Hacer bien esta parte del trabajo sin duda que elimina resistencia al cambio y ayuda mucho a la valoración general de la gente de IT, tanto por la buena impresión que causa el que te ayuden como por el hecho innegable de que las mejoras de productividad llegan mucho más rápido cuando la gente sabe qué tiene que buscar.
  • Agilidad de la infraestructura. Dicen que han hecho la migración en unos días. En Microsoft fue igual, el cambio de versión se realizó en toda la organización en unos pocos días. Se puede decir que no tiene mérito siendo el fabricante y teniendo una población tan técnica, pero a cambio eran decenas de miles de puestos que se actualizaron a una versión beta del software. Tampoco hubo problemas.

La tecnología ya está aquí, podemos gestionar nuestra IT con agilidad, y podemos tener lo último en productividad.

¿Dónde está tu organización? ¿Cómo lo hacéis vosotros?