Hace meses que tengo la frase por la cabeza de manera permanente: “los muertos que vos matáis gozan de buena salud”. Gran frase del clásico, que se aplica perfectamente a todos los que han hablado de la crisis de la TV en los últimos meses. O los que pensaban que alguien estaba obligando a los broadcasters a cambiar su modelo de negocio, sólo para aceptar las condiciones estandar de distribución un rato después.

Las empresas de TV están afectadas por la crisis de la publicidad, de manera clara. Y probablemente por nada más.

Otra cosa es que el mundo esté cambiando. Ellos lo saben. Y que han llegado después a internet que los medios impresos, en gran medida porque su gran diferencia (el vídeo) también ha llegado varios años después de la pura palabra escrita.

Otra cosa es que tengan amenazas: proveedores de contenido profesional que se los están saltando, agregadores que les quieren intermediar en el mercado publicitario, o agregadores de otros países que están viendo que internet les puede servir para llegar al usuario español directamente

Otra cosa es que, en la inmadurez del mercado, estén jugando a que cosas que van a ser una commodity (como un player de vídeo o el catchup TV) sean una diferencia durante algunos meses para alguno de ellos.

Otra cosa es que adaptar su organización sea sencillo: hay que pensar en formatos para digital, y el impacto en lo digital que tienen los formatos tradicionales. Hay que pensar en servicios interactivos que acompañen nuestro contenido, y cómo se puede aprovechar el buzz de las redes sociales, que va a ser determinante para pulsar el mercado desde ahora. Habrá gente que tenga que aprender cosas. Habrá algunos que no quieran cambiar.

Nosotros estamos trabajando para que las cosas cambien. Para que el mercado madure rápido, para que lo que vaya a ser una commodity lo conviertan en un estándar de mercado, para que puedan rentabilizar al máximo sus inversiones en este área. Para que el mundo de la TV tenga la presencia que puede tener en internet, y que pueda defender su posición a largo plazo.

Esta mañana hablábamos de muchas cosas, pero la clave está en la diferencia sostenible. Gonzalo lo explicaba el otro día: si es verdad como decía Carlotti que la TV es el medio perfecto para que la gente pueda vivir sentimientos en comunidad, ahora la comunidad puede trascender las limitaciones físicas de nuestro salón, de nuestra casa, y ser parte de un grupo que siente esa comunidad, cada uno en su PC en su casa o el el cibercafé o en el AVE con la 3G. Tengo la visión de la diferencia sostenible de la industria audiovisual esperándonos con su mejor sonrisa allí donde se cruzan los caminos de la TV y de las redes sociales. ¿Será verdad?

Estamos trabajando para que tengan una herramienta para que puedan ser la marca por defecto para ver vídeo, también en internet, y que puedan defender su posición al negociar los derechos y comercializarlos. Porque si han sabido competir en un entorno cerrado, ¿porqué no pueden intentar competir en el entorno abierto de internet?

Porque supongo que tienen derecho a defender su negocio, ¿no?