No os podéis imaginar la tranquilidad de espíritu que me ha quedado al leer este post de Hernán Casciari

Orsai: Una charla sobre la muerte de los blogs

Es ese tipo de textos que te dejan la comezón de invitar a alguien a comer sólo para oír sus respuestas a algunas preguntas que se me están ocurriendo… ¡Qué grande!