He descubierto estos días el blog de Juan Luis Chulilla, Tinta-e, que tiene un post en el que habla de la “decadencia de Microsoft”. Iba a empezar protestando, pero creo que no serviría de mucho, porque la verdad es que creo que no he visto nunca (y mira que veo gente) a alguien que no sea de Microsoft tomando notas en un TabletPC. Aunque sí es verdad que el otro día el director técnico de la división interactiva de un gran medio de comunicación español me sorprendió tomando notas con su portátil en Microsoft OneNote.

No creo que eso signifique que el mundillo éste no tenga futuro. De hecho, yo creo que no hay otro futuro. Los ordenadores se tendrán que adaptar cada vez más a la forma natural de interaccionar de las personas: hablar, escribir, pintar. La experiencia esperanzadora de los niños en Aragón sigue estando ahí.

Windows 7, por su parte, trae tecnología nueva en este sentido, y creo que podría popularizar las pantallas táctiles, un paso intermedio con el tablet PC (que recordemos que requería un lápiz especial para escribir).

Esto viene en un momento en el que la industria editorial parece que está tomando ya postura tras la constatación de que cada día se venden más eBooks. Algunos de ellos, con tecnología de Microsoft.

La verdad es que no creo que nadie sepa cómo es el futuro, pero les apuesto una cosa: no habrá un único medio de distribución, sino muchos. Cada usuario podrá elegir entre muchos tipos de dispositivos con funcionalidades solapadas pero enfocados en tipos de usos distintos.

No será igual el PC “arrastrable” (por el peso) de un ingeniero que el UMPC de un comercial o de un médico que el Netbook de un estudiante que el PDA/Móvil con pantalla enorme de un friqui o el móvil con agenda que llevará cualquiera. A la vez, habrá dispositivos enfocados en la lectura (sin retroiluminación) grandes, medianos y pequeños, con y sin pantalla táctil, probablemente a la larga todos en color…

Desde el punto de vista de una editorial… un buen lío, y estamos trabajando en propuestas de arquitectura técnica que puedan responder en un entorno como este. De momento le estamos llamando la Revolución XML.

TwitThis