El día 2 de septiembre del año 93, un chavalín que venía de ser Presidente de una Junior Empresa y de tener toda la pinta de acabar como lo que ahora se llama “Emprendedor en serie” (llevaba tres sociedades empezadas con apenas 25 años) empezó su primer día en una empresa llamada Microsoft.

En aquel tiempo Microsoft aún no había roto el acuerdo con IBM para hacer a medias MS-DOS, OS/2 y Windows, todo el mundo utilizaba WordPerfect, Lotus 1-2-3 y dBase III (y Harvard Graphics), y las redes Novell eran la opción mayoritaria. Recuerdo bastante bien el lanzamiento de Windows 3.11 para Trabajo en Grupo.

Yo había usado Internet en la Universidad Autónoma (mi cuenta era alphaco@vm1.uam.es, y hay pruebas), pero desde un mainframe IBM con sistema VM/CMS, y no me resistí a hacer algunas demos de aquello en el centro de demos en el que empecé a trabajar (la Microsoft Showroom en el Moda Shopping), hasta que me avisaron de que la estrategia de la empresa iba por el camino de MSN…

Lo que ha llovido, madre mía. Lo que ha llovido.