Esto estaba yo pensando el otro día ¡Feliz Navidad! con la familia, mientras, acodado, comparaba el sabor y el color de un Anna de Codorniu con un champán francés que me habían servido justo antes, regalo de algún familiar viajado.

Burbujas y revoluciones. Vienen a pares en el caso de nuestra querida industria tecnológica y de los medios.

Creo que nadie podrá poner en duda que soy un firme defensor de los ebooks y de la digitalización general del contenido.

Pues el otro día me extrañó un twitt de mi querido Miguel Pereira:

image

¿Amazon? ¿Más libros en electrónico que en papel? ¿¡¡Amazon!!? Me tomé nota en el móvil y hoy he sacado un rato para buscar (estamos con los pedidos y los contratos de cierre de año).

Siguiendo el enlace llego a este post de Gurusblog, que hace un análisis tan bueno como acostumbra, y que cita como fuente una referencia a un Supertwittero de cuyo nombre no quiero acordarme, que lo confunde todo como acostumbra con su habitual refrito de Mashable y de otros (me encanta como se cita hiperenlaza “competencia” con dos páginas distintas que hablan de lo mismo), y que cita dos páginas: que el Kindle es lo más vendido en noviembre en la tienda de Amazon, y que en navidad se vendieron en Amazon más ebooks que libros de papel.

Conociendo el percal, me paso por la sección de notas de prensa del Kindle en Amazon: Kindle Media Room. Vaya. No dice lo mismo.

Sí dice (hay dos noticias de autopromo de Amazon) que Kindle se está vendiendo muchísimo. Que Noviembre ha sido el mes en el que más se ha vendido el Kindle desde que salió, y que en Amazon nos lo recomiendan como regalo de navidad. No nos extraña, claro.

También dice que el Kindle es el artículo que más se vende en Amazon, el más deseado y el más regalado.

Es una pasada, pero ojo con los datos. También es el único artículo de los que vende Amazon que sólo se vende en Amazon. O sea, si te quieres comprar un libro, o un boli, o una cámara (yo siempre he sido más de Canon que de Nikon), lo que sea, en los EEUU hay miles de comercios en los que se puede comprar. ¿Qué tendrá Amazon, el 1%, el 5% de cuota de mercado para un objeto cualquiera…? Para el Kindle ellos se apuntan el 100% del total de unidades.

Como pasa tantas otras veces, hay que poner las cifras en perspectiva. Parece que el año pasado se vendieron medio millón de estos dispositivos. Lo repito, es una pasada, estamos empezando una revolución. Pero ojo, porque en EEUU hay más de 300 millones de habitantes, por lo que estamos hablando de una penetración de un 0,17% de la población. Si en 2009 se hubieran vendido cuatro veces más estaríamos llegando a un 1% de la población.

Para comparar, medio millón es el número de unidades que se habían imprimido en la tirada inicial de Millennium 3 para España, según la noticia de Soitu. Recordemos que la población española es entre un séptimo y un octavo de la de EEUU.

¿Cómo vamos a comparar las cifras de ventas con las de papel que compran entre 100 veces más personas?

¿De verdad se han vendido en Amazon más libros electrónicos en navidad que de papel estas navidades?

Pues lo divertido es que en el Kindle Media Room esta noticia no aparece. Aparece como un comentario en un post de (otra vez) Mashable, en el que se dice que Amazon lo había dicho (no se dice dónde, en todo caso no lo publicó en sus noticias en la web), pero también se dice que la noticia no se refiere a todo el periodo vacacional, sino estrictamente al día de Navidad, en el que la gente estaba abriendo los regalos, no de compras, y se refiere a libros que (mirando los comentarios) pueden ser incluso descargas gratis en su mayoría.

En tipografía destacada la conclusión del propio Ben Parr que firma el artículo es

image

A veces me parece que somos incapaces en general de mantener un tono ponderado en las cosas.