Es una vergüenza el desperdicio del talento. CNET redacta esta nota dónde describe como atraparon al desarrollador de Sasser, un virus que aparentaba ser el siguiente gran problema de Microsoft. Yo puedo contarles la experiencia en México; Eduardo Pierdant ejecutó una excelente estrategia para detener (en México) este virus. Me comentaba sobre lo que había pasado y en realidad parece que muy pocos se vieron afectados, esto habla de como Microsoft ha logrado erradicar y controlar este terrible problema.

Lo más triste es la pérdida del talento, el viernes hablé en el evento anual de FISEP y hablaba de innovación, a veces medito sobre si es posible que el talento de desarrollo que tenemos en México se va a otras empresas (en el extranjero) yo en algún momento lo hice y muchos más lo han hecho. Por favor innoven en México, cuando organicé Imagine Cup en México logré juntar a mucha gente que tenía una idea innovadora y el día que vi todas las participaciones me sentía orgulloso, entusiasmado y contento. Cuando leo este tipo de notas solo pienso en "si este niño hubiera estado en el camino correcto, ¿qué hubiera inventado?" Invito a todo aquel que considere que tiene una idea o solución innovadora a escribirme y yo con gusto hablaré con mis compañeros en Microsoft y en mi blog sobre esa solución.