Muy Local...

El pasado fin de semana me encontré con una experiencia que definitivamente es única, me tocó quedarme "a terminar" lo que debíamos tener listo el viernes; el objetivo era llegar a Beta antes del Lunes lo cual nos daba oportunidad de usar sábado y domingo para acabar.

Tengo que reconocer que ya tenía tiempo que no me tocaba una experiencia de este tipo, todos los developers se portaron como los grandes, los momentos fueron tan emocionantes como los de un campamento en mis épocas de la primaria. Además fue muy curioso ver mi nuevo rol en donde en lugar de estar programando me tocó ir a comprar la comida para los desarrolladores, por ahí resultó que toda la Colonia Condesa de la Ciudad de México decidió ir a la misma hora al Subway y tardé más de hora y media en traer la comida.

Definitivamente hay elementos nuevos, como lo es el Red Bull, bebida milagrosa que definitivamente no existia en mis días de Developer y provocó que me quitara el sueño con café y llegar a mis 13 ulceras a los 21 años. Frases como “yo tengo un cuate que nos puede pasar por la frontera y conseguirnos chamba”, todo el repertorio musical que bien podrías oir en El Alebrije, developers escribiendo código en posiciones de yoga, 3 horas para resolver un bug que era causado por un IF al reves, directores llegando a ver "como va todo" y muchos elementos comunes de este tipo de experiencias.

En verdad quiero aprovechar para felicitar a todos los programadores por su entrega, su compromiso y su esmero en llegar a la meta. Además en lo personal agradecerles, me dejaron vivir un momento maravilloso. Gracias por los 10 red bulls del domingo (sigo enfermoJ).