Ya estaba bien la semana, con visitas a Lisboa y Valencia. Se puso más interesante el martes cuando me empezó a llamar un partner (y luego también el cliente) pidiendo ayuda para escalar de verdad una aplicación que a lo mejor has usado y no sabes que funciona en Windows Azure. Para allá que nos fuimos corriendo, que la cosa era para esa misma noche.

Y en la noche del martes al miércoles, nos pasa esto

Ya está resuelto, nadie ha perdido datos, aunque sí horas de servicio. No se cayó todo el sistema, en realidad no fue mayoritario, así que hubo quien tuvo muchos problemas y también hubo quien se enteró cuando le puse un correo preguntando qué tal. Nadie ha perdido datos, no ha habido problemas de seguridad…

Todos los que nos dedicamos a esto de Windows Azure estamos enrabietados con el tema. El grupo de producto ya ha identificado la causa del problema, pero está haciendo el análisis más detallado que se pueda y va a publicar los resultados en unos días. Seguro que vamos a aprender mucho para mejorar el servicio en sí y todos los sistemas que lo rodean.

Mientras tanto, un enorme: ¡lo siento!