La década que termina representa un cambio de dirección en cuanto a requerimientos tecnológicos:

  • La OLPC diseñada para Países emergentes en educación se transformó en un éxito aun en Estados Unidos, en la forma de netbook. Por primera vez en la historia Windows 7 se diseñó para reduciendo requerimientos de hardware. Se ha popularizado la PC y los dispositivos de “solo navegación” cada día permiten hacer más.
  • El celular es el nuevo orden. Nadie se fija en la calidad de las aplicaciones, lo importante es el número de aplicaciones: 20,000 para Android; 100,000 para Sync, etc… Muy pocos títulos tanto en iPhone como en 360 han vendido más de 100 mil dólares, piense cuántas copias requiere vender para tener un ingreso apropiado… Los reproductores MP3 serán pronto reliquias como el Walkman. Se ha popularizado el teléfono capaz de ejecutar aplicaciones y dichas aplicaciones.
  • Continúa el movimiento de proyectos de software de negocio a Web, donde los proyectos se desarrollan con un presupuesto extremadamente bajo. Según estimaciones de Microsoft $500-$5000 dólares por proyecto web aun en países desarrollados. Si bien en el extremo complejo continúa evolucionando, la simplicidad está ganando sobre la complejidad. El lenguaje de programación es ahora menos importante que el framework- que resuelve problemas. Amazón ha logrado asociar el concepto de “simple” a la nube. Se ha popularizado (a cierto nivel) la construcción de software.
  • En inglés el término “commoditization” se refiere a buena demanda pero dificultad de diferenciación. Efectos similares al que la nube ya están provocando en el correo electrónico especialmente en clientes medianos y pequeños. (A diferencia de las ofertas de consumo estas no son pagadas por publicidad).  Los profesionales de TI tendrán que evolucionar de dar mantenimiento a un servidor local a funciones de mayor valor estratégico. Se han popularizado las operaciones de sistemas.

Todo esto se traduce en un solo nuevo reto primario para las audiencias técnicas 2010-2020: Monetización efectiva. ¿Cómo hacer negocio en un mundo donde los espacios son menores? Parte de la respuesta me parece que tiene dos componentes en oposición: nuevos modelos de negocio (clientes como socios, socios como canales… alcanzar a las masas) o mayor especialización en problemas de negocio y capacidad de innovación en solucionar los problemas.

Este proceso inició desde inicios de década “Popularización del todo”. Pero efectivamente no <todo>.  ¿Qué nivel de automatización nos permiten los sitios? ¿Cuántas librerías cuentan con la funcionalidad de Amazon? ¿Por qué una pequeña fábrica que vende persianas y cortinas no puede construir una aplicación en la que un usuario final simule lo que ha de adquirir? ¿Por qué no dotar a los vendedores de laptop sensible al tacto y crear una experiencia superior y diferenciada para los clientes? Las pymes están perdidas en la gran cantidad de alternativas que el mercado ofrece… Se ha popularizado lás normas, el hardware, el software de infraestructura y las aplicaciones de consumo… pero aún no se han popularizado las soluciones de negocio.