Hoy el Presidente de Microsoft Steve Ballmer está haciendo una reflexión sobre las “Posibilidades de la nube”, que no es un anuncio de nuevos servicios. Es una retrospección a lo que se ha logrado. El punto central de la charla es que hasta ahora ha sido vista de forma unidimensional – resolviendo solo problemas específicos. La combinación de los distintos servicios disponibles representan un “cambio importante de juego”:

  1. La nube ayuda a aprender, decidir y tomar acción. La nube aprende de cada individuo, de la comunidad, de las ubicaciones visitadas.
  2. La nube administra la confidencialidad de las acciones e interacciones. La nube puede ser segura y privada; las personas pueden sentirse confiadas en participar y almacenar información sensible incluyendo la médica y financiera. Desde luego hay un gran reto en la cultura de uso (¿acepta a todos los que solitican participar en su Facebook?). Comparativo de privacidad entre proveedores de T.I.
  3. La nube aumenta la capacidad de dispositivos inteligentes y los dispositivos inteligentes aumentan a la nube. Hay una convergencia de el explorador, la interfaz de usuario, el hardware, las computadoras mismas y los sensores alrededor de la experiencia de usuario. La consola de videojuegos – como ejemplo – evolucionará a incluir todos los elementos descritos.
  4. La nube revoluciona la “plataforma del servidor” y eso alimenta a la nube misma. Los avances del centro de datos propio y del centro de datos público se alimentan con avances simultáneamente.
  5. La nube aumenta las interacciones sociales y profesionales. Permite nuevas y significativas formas de comunicación desde cualquier lugar y a cualquier hora.

Los diferenciadores del software como servicio que hacen única la oferta de Microsoft son:

  • Saas. Hacer lo que se quiere cuando se quiere, combinar el servicio de software con software local administrado internamente, por un tercero o por Microsoft. Ofrecer la mejor propuesta de privacidad y ofrecer la mejor experiencia en múltiples dispositivos.
  • Plataforma e Infraestructura como servicio. Un solo modelo de programación, un solo sistema de administración, un stack de software unico, un esquema de seguridad unificado, capacidad de crecer a cualquier tamaño, mezcla de ubicaciones, re-confirugración a voluntad.

Cada día hay más claridad. Otro documento de lectura obligatoria es “Viviendo en la nube”, la primer megatendencia del siglo XXI. La computación en la nube no va a suceder de forma instantánea en América Latina:

  • Las grandes empresas empezarán a utilizarlo en sitios web de alto tráfico, porque ofrece una propuesta económica con ahorros significativos de costo debido a la eliminación de exceso de infraestructura requerido para soportar horas de alto uso. Va a ser utilizado en problemas de cómputo paralelo. Para quienes administran la seguridad informática de grandes corporaciones “la nube” no será auténticamente un reto – hay que ampliar marginalmente las prácticas existentes.
  • Las empresas medianas y pequeñas serán beneficiadas gradualmente conforme el costo continúe disminuyendo y existan mecanismos de cobro más efectivos o se opte por usar servicios gratuitos. Con los últimos hay que ser muy cuidadoso. Leer detalladamente ”La privacidad como moneda”.

La estrategia de Microsoft no ha cambiado, la era de “Software+Servicios” está madurando en todas las industrias y todo el mundo. Conozca nuevo sitio de Computación en la nube de Microsoft.