El reciente lanzamiento de Windows 7 ha supuesto un hito por su repercusión tanto en el ámbito particular como en el corporativo. La aparición de un S.O. que puede ser instalado en la mayor parte del parque de ordenadores actuales, que incorpora características avanzadas de uso, de seguridad y que mantiene la compatibilidad con la gran base instalada en versiones anteriores, atrae por igual a usuarios domésticos y profesionales. Por ese motivo no es extraño que multitud de compañías tengan ya planes para el despliegue de Windows 7 en los próximos meses.

En el retail, sin embargo, las cosas son diferentes. Esto no quiere decir que sea un sector insensible a las innovaciones tecnológicas, y menos aun si estas traen consigo ahorros de coste y mejora de los procesos. Los impedimentos para una adopción masiva de Windows 7 en el sector del retail obedecen a factores de tiempo y de escala.

NCR_RealPOS70

 

Los equipos que se usan en las grandes cadenas pueden ser de diversos tipos; desde POS (Point of Sale), PDAs, pasando por Kioskos, o simples PCs controlando un almacen pero todos comparten una serie de características comunes: una miriada de dispositivos y unos dilatados ciclos de vida de los mismos, llegando facilmente a 8 años o más.

Este último factor hace que los equipos que actualmente se están utilizando dispongan de unas características de Hardware similares a las que sus homólogos en el Desktop tenían hace más de un lustro.

Con todo esto en mente no es de extrañar que todavía vayamos a tardar en ver una aceptación masiva de Windows 7 en los dispositivos que día a día se utilizan en las tiendas. Para ello será imprescindible la aparición del sucesor del actual Windows Embedded POSReady 2009, el sistema operativo para dispositivos Retail de Microsoft.

Para poder ser adoptado masivamente por los fabricantes de estos equipos Windows 7 tendrá que experimentar algunas transformaciones. En primer lugar convertirse en un sistema operativo embebido, esto es, un sistema operativo reducido en tamaño, capaz de pasar desapercibido como soporte de aplicaciones de punto de venta o similares, con mínima o nula administración y compatible con la enorme diversidad de lectores de tarjetas, impresoras de tickets, displays, etc. que se pueden encontrar en el mercado.

rp3000completeMed

 

Cuando todas estas condiciones se verifiquen, entonces Windows 7 podrá hacer su aparición estelar como la última encarnación de una familia de sistemas operativos embebidos que, por sus indudables ventajas, tiene una aceptación enorme en el mundo de los dispositivos de retail.