Tengo una obsesión al trabajar leyendo/escribiendo/cambiando código: no depurar.

Puede parecer muy ambicioso, pero cada vez que me veo en la necesidad de depurar es porque me faltan pruebas unitarias, o hay una “deuda con el diseño”

Depurar puede convertirse en un agujero negro de tiempo. La mayoría de las veces las sesiones de depuración no duran más de varios minutos, pero seguro que todos recordamos sesiones de depuración de varias horas, sólo para llegar a inspeccionar el contenido de una variable que con un Assert bien puesto nos habría ahorrado horas de investigación.

Todos estos minutos (u horas), se emplean para intentar comprender no sólo que hace el código, sino también como lo hace. Pero este conocimiento no queda escrito, y además no es repetible.

Por lo que si aceptas mi consejo, procura no depurar, y cada vez que lo hagas piensa por que ha sido necesario.