Artículo original publicado el sábado, 27 de octubre de 2012

Si está familiarizado con las versiones anteriores de SharePoint, habrá observado que la UI de estas versiones diferencia entre elementos como listas, bibliotecas de documentos, bibliotecas de imágenes, listas de discusiones y encuestas. Esta distinción se debía a diferencias técnicas más que a otras consideraciones que realmente pudieran importar a los usuarios, y generaba una gran confusión. Por ejemplo, ¿por qué las encuestas y las bibliotecas de imágenes tenían su propia categoría si solo contenían un tipo de elemento, y la categoría de las listas podía contar con decenas de opciones? Y, en cualquier caso, ¿quién considera un calendario como una lista?

Ejemplo del área de navegación izquierda de un sitio de SharePoint 2010 donde se muestra la categorización de las distintas listas y bibliotecas 
Figura 1: Ejemplo del área de navegación izquierda de un sitio de SharePoint 2010 donde se muestra la categorización de las distintas listas y bibliotecas.
 

Mientras pensábamos cómo enfocar el problema de la funcionalidad de categorización mejorable, ocurrió otra cosa interesante: se estandarizó el concepto de "aplicaciones". Los usuarios se sentían cómodos con las aplicaciones de sus teléfonos y de sitios como Facebook, y todos los días parecían surgir nuevos espacios donde instalar aplicaciones. Queríamos que los usuarios pudieran disponer de la nueva funcionalidad en sus sitios de SharePoint de un modo muy sencillo, sin necesidad de que entendieran ni una palabra sobre cómo ni por qué se implementó el código.

Nos planteamos considerar las aplicaciones como otra categoría similar a las listas o las bibliotecas, aunque nos parecía algo ridículo. Preguntamos a los clientes qué opinaban de sus sitios y de los elementos que contenían, y había un mensaje que se repetía:
  • El sitio en sí es un lugar.
  • Los usuarios son las personas que podrían ir a ese lugar.
  • Un tema es un elemento que cambia la apariencia del lugar.
  • El resto de la funcionalidad de las listas, bibliotecas, etc., es similar a las aplicaciones que pueden encontrarse en un teléfono.
Cuando nos lo planteamos de esta manera, tuvo mucho sentido llamar "aplicaciones" a todos los elementos. El flujo para interactuar con los componentes existentes, buscar y adquirir otros nuevos, y eliminar los que ya no resultaban relevantes era el mismo para las listas o las bibliotecas que para estas nuevas unidades denominadas "aplicaciones". En lugar de incorporar una sexta categoría de "elementos que agregan funcionalidad a mi sitio pero que por algún motivo son técnicamente distintos de las cinco categorías restantes", decidimos consolidarlas todas bajo el término "aplicación". Existen diferencias técnicas entre las encuestas y las bibliotecas de imágenes, y una aplicación de terceros de Contoso. Pero, desde la perspectiva de la experiencia, todas pueden considerarse aplicaciones.

Ejemplo de la página Contenidos del sitio de SharePoint 2013 que muestra la nueva categoría unificada para listas, bibliotecas y otras aplicaciones
Figura 2: Ejemplo de la página Contenidos del sitio de SharePoint 2013 que muestra la nueva categoría unificada para listas, bibliotecas y otras aplicaciones.

En la página Contenidos del sitio, donde usábamos las cinco categorías de elementos similares a las aplicaciones para conformar las listas, ahora aparece el encabezado Listas, bibliotecas y otras aplicaciones. Con esta referencia a las listas y las bibliotecas, esperamos establecer un vínculo entre la categorización técnica antigua que resultaba difícil de comprender y el nuevo modelo de "todo puede considerarse una aplicación". Hasta el momento estamos encantados con la respuesta que hemos obtenido y estamos deseando recibir más noticias sobre la interacción entre los usuarios y las aplicaciones de los sitios. Escríbenos tus comentarios.

 

 

Esta entrada de blog es una traducción. Puede consultar el artículo original en Lists, Libraries, and other Apps?.