Buscando un link para descargar el Internet Explorer 8 en su versión RTM, me encontré que Google desde uno de sus servidores, estaba ofreciendo descargar el IE8.

Sí! Un link para descargar IE8 desde Google!

Muchos dirán: “Qué es esto de por Dios” o “WTF”

El “valor agregado” que da Google (o que obtiene?) al ofrecer IE8, es que lo ofrece optimizado para trabajar con Google:

  1. Home: Google personalizable (igoogle)
  2. Motor de búsqueda predeterminado es Google
  3. Aceleradores para blogs, email y demás, están ajustados para trabajar con sus productos
    a. Blogspot
    b. Google Maps
    c. Gmail
  4. La barra de Google viene preinstalada

Para mí esto significa:

  1. A Google le gustó IE8: No van a ofrecer algo en contra de su imagen general (Además tienen su propio Browser!)
  2. Las islas tecnológicas son totalmente inviables
  3. Los buenos productos giran alrededor de sus clientes y no de sus creadores

Hoy en día los modelos de producto abierto están a la orden. El mismo IE8 permite usar cualquier buscador (Kumo, Google, tú mismo podrías crear el buscador de tu predilección en minutos). Los aceleradores permiten escoger el operador de tu predilección para las acciones disponibles, los WebSlices se basan en estándares completamente abiertos…

Y no solo pasa con el Browser. Silverlight es el ejemplo cumbre de la apertura que están teniendo tecnologías que otrora estaban encerradas dentro de una sola corporación. Un usuario con Firefox desde Unix podría bien hacer un request a un servidor Apache que interpreta un PHP que escribe XAML (la aplicación Silverlight como tal) con inyección de datos desde MySQL, para ver en una interfaz tridimensional con audio y video los mejores momentos de la última válida Nascar (el ejemplo va en concordancia con el amigo que me inspiró este post) más las estadísticas de la carrera, en una espectacular aplicación Silverlight con tecnología Microsoft.

Un pequeño apunte aquí: Han notado por ejemplo que los sitios principales de las nuevas tecnologías Microsoft ya no son .com sino .net?

Ya es muy conocido hoy en día que la diferencia que puede marcar un producto contra su competencia, es la capacidad de ofrecer valor agregado a sus usuarios.

Y en tecnología, con la gran cantidad de opciones que hay, este valor agregado se ofrece mediante:

  1. La capacidad de integración, para que aquellos acostumbrados a un producto puedan comenzar a usar otro nuevo sin tener que olvidarse de lo que ya saben; de lo que les gusta; de lo que les da dinero.
  2. La capacidad de aceptar los errores, aprender de ellos e implementar soluciones que muchas veces resultan mejores que las ofrecidas por la competencia que anteriormente usaba estos defectos como factores diferenciadores y definitivos.

IE8 para mí, cumple perfectamente con estas dos premisas sin las cuales, un producto bien puede estar despidiéndose de su market share. Hoy en día me siento seguro hablando de él sin temor a que saquen la innumerable lista negra de otros tiempos.

Más información en inglés y descarga, desde aquí