Supongo que como yo, en ocasiones han sentido la necesidad de que su computador corriera como si estuviese recién formateado.

Hay muchos trucos y tips por ahí para incrementar el performance. Unos sencillos y otros tan complejos como comprar e instalar un arreglo de discos.

Mi solución se basa en aquella que nos recomienda entrar al archivo de configuración de carga de servicios al inicio de Windows. Pero siendo este un mecanismo muy intrusivo que provoca incluso luego mensajes molestos, también tiene la desventaja de que SIEMPRE estará desactivando esos procesos y puede que eso no sea lo que queramos.

Mi acercamiento se basa en tener unos archivos que tengan los procesos que uno no quiera ejecutándose y un programa que revisa el archivo deseado y elimina todos los procesos que estén en ejecución. Así pues, sólo se desactivaran los procesos que uno quiera cuando quiera y sin tener que ir a eliminarlos uno por uno en el task manager. Su nombre, TaskCleaner:

Clean (2)

La clave del algoritmo está en dos sencillas líneas que usan unos simples mecanismos que nos provee el Framework.net:

Process[] processes = Process.GetProcessesByName(processName.Trim());
y
process.Kill();

accedemos a este código a través de la inclusión:

using System.Diagnostics;

La idea general de mi aplicación entonces es cargar el archivo deseado, convertir su contenido en un arreglo de string donde cada entrada es el nombre (sin extensión) de uno de los procesos a eliminar (por ejemplo msnmsgr). Luego iterando sobre ese arreglo, se “matan” todas las instancias de ese proceso dado y así vamos liberando recursos de la máquina.

Al final el aplicativo nos suministra un reporte en el que nos indica qué procesos fueron eliminados correctamente, cuáles no se dejaron eliminar (procesos de sistema por ejemplo) y cuáles no se encontraron (pues puede que la lista que hayamos hecho tenga procesos que actualmente no están en ejecución).

He de decir que el desarrollo fue muy sencillo sobretodo gracias a LINQ que me permitió obviamente y sin problemas hacer consulta sobre el estado de los procesos. Además un claro manejo de excepciones, me permitió determinar cuando se pudieron eliminar los procesos y cuando no.

Para que la aplicación pueda eliminar todos los procesos que tengamos en nuestro archivo, es necesario ejecutarla con privilegios de administrador; de lo contrario puede que un par de procesos no se deje desactivar. Sin embargo esto no rompe el aplicativo, sino que sencillamente se reporta en el log.

Cómo crear el archivo de procesos no deseados?

Es muy sencillo. Solo basta inspeccionar el TaskManager y de allí tomamos el nombre de los procesos que no queremos:

image

Eso sí, teniendo en cuenta NO incluir las extensiones, pues el framework busca sin extensión. Entonces en este ejemplo, sencillamente prepararíamos un archivo con el siguiente contenido:

  • babylon
  • flashutil10e
  • orbitnet
  • tweetdeck

Y ese sería el que cargaríamos con nuestro aplicativo:

image

Acto seguido, damos click en “Kill Processes” y voilà!

Este aplicativo es OpenSource y lo pueden encontrar en http://taskcleaner.codeplex.com