Bing Maps tiene abiertos sus servicios de mapeo, para que los desarrolladores puedan hacer uso de ellos. Como vemos en esa breve reseña del servicio, se tiene un tipo de cuenta gratuita (developer) para trabajar con estos servicios y otra paga (Enterprise).

Cuando trabajamos con una cuenta de developer, solo podemos usar datos que ya tiene Bing Maps en sus bases de datos. Pero puede que nuestra necesidad de negocio requiera mapear puntos propios del negocio que no están en Bing Maps. Por ejemplo para tenerlos en un caché y que se dibujen siempre sin necesidad de requests adicionales a los servidores. Puede que además necesitemos obtener información personalizada y extendida de esos puntos personalizados y queramos hacver consultas sobre esa información. En ese caso, deberemos subir nuestra información a Bing Maps. Esta funcionalidad es brindada por Bing Spatial Data Services que solo es accesible en la versión Enterprise.

Estos servicios proveen la funcionalidad de tener puntos de interés preestablecidos a través de fuentes de datos propias y generar diversas consultas tradicionales o geoespaciales sobre ellos. Aquí podemos encontrar algunos ejemplos de las implementaciones posibles.

 

Las fuentes de datos personalizadas son accesibles muy fácilmente a través de directorios online que contienen ubicaciones (lat/long, campos de dirección y otros campos personalizados). Estos son creados cuando subimos y publicamos un archivo que contiene estos datos en un esquema estándar. Esto se hace a través del portal de Bing Maps o con el uso del API de administración de fuentes de datos.

En conclusión, para poder manejar nuestros propios puntos como si fueran originarios de Bing Maps, hemos de subirlos a la nube de Bing Maps, a través de Bing Maps Data Services; una solución solo disponible para usuarios de tipo Enterprise.